25 ene. 2016

W10 Parte 4: pequeña conclusión

Ya que he visto que la serie de posts de W10 la he dejado totalmente parada, voy a hacer un escueto resumen de mis impresiones finales después de unos cuantos meses de uso.

La integración de las aplicaciones "metro" con las de escritorio está mucho mejor conseguida que en W8, y la interfaz ha pasado por bastantes cambios estéticos que le han permitido situarse a la altura (para mi gusto) de otros sistemas como OSX (que en sus últimas actualizaciones ha decaído mucho en términos aspectuales) y Ubuntu (que aún conserva ese estilo HD "glossy" de los años 2005 a 2010).

Aún así, todavía hay dos ventanas diferentes en las que buscar opciones de configuración del sistema, lo cual es un poco vergonzoso e incómodo, sobre todo después de todo el tiempo que la comunidad de usuarios ha empleado en quejarse de este problema. Tenemos, por una parte, la Configuración en estilo "metro", y por otra el Panel de control de siempre. (A veces da la impresión de que han montado las características de W10 sobre una compilación de W7, ya que las opciones del panel "metro" son específicas de características implementadas a partir de W10.)

Me gustaría hacer un inciso especial en el tema de la seguridad y el espionaje por el que tanta gente se preocupa ahora.

Es un poco ridículo que nos quejemos de que W10 recolecciona muchos datos sobre el uso que le das al ordenador, sobre tu ubicación y demás cosas cuando llevamos unos años ya dándole todo tipo de información al gigante empresarial Google a través de nuestros súper terminales Android.

Google sabe de todo, pero de lo que más (a mi parecer) es de hábitos y gustos, y de ubicaciones.

Cada vez que dejamos conectado el WiFi en el móvil y salimos de casa, el terminal en cuestión va probando a conectarse a todas las redes cercanas que se va encontrando. Cuando se conecta a una, Google guarda un registro de que has pasado cerca de esa red, y según vas andando por la calle y tu móvil se va conectando a todas las redes de todos los vecinos de todos los edificios, vas creando un rastro que se almacena en tu móvil y, posteriormente, en algún lugar de Internet. Con las conexiones de datos ocurre lo mismo, y con el GPS aún más. Si tenéis alguna duda, id a vuestro móvil, y en "Configuración -> Servicios de ubicación" podéis comprobar lo dicho. Simplemente con activar los datos, os puede geolocalizar.

Los hábitos y los gustos los recogen mediante Google Now. Si estás en la zona de Atocha y buscas un restaurante chino, ya le estás diciendo a Google que estás en Atocha en ese momento (o que te diriges allí) y que te gustan los restaurantes chinos.

Si vosotros, al igual que yo, no podéis hacer nada para remediar que os hayan estado espiando durante unos años ya (aunque sí podemos evitar que lo hagan en el futuro; ese tema no voy a tratarlo, hay infinidad de información en Internet), no creo que nos debamos tomar muy a pecho el espionaje por parte de Microsoft. Si Google tiene tus datos, Microsoft también los quiere. Eso si no los han comprado ya (¿Alguien se ha leído las condiciones de uso de Google? Yo no, desde luego). Lo que sí debemos hacer es evitarlo todo lo posible, para lo cual hay diversas opciones en W10 dentro de Configuración -> Privacidad que nos ayudarán un poco.

2 comentarios:

  1. Como futuro estudiante madrileño de telemática se agradece este tipo de contenido, aunque no puedo para nada comparar mi nivel de conocimiento con el tuyo. Estaria bien que pudieras subir este tipo de artículos con más frecuencia, para aprender un poco más del tema más que nada xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias fernan por seguir leyendo mi blog :) A veces escribo sobre últimas tecnologías, ahora lo tengo un poco abandonado porque estoy menos atento a ellas, pero escribiré más.

      Por cierto, no sé donde vas a estudiar telemática, pero según cómo lleve selectividad, igual me meto en software en la politécnica, si vas a esa universidad igual nos vemos allí ;)

      Saludos

      Eliminar