24 feb. 2015

¿Para cuándo "distros" de Windows?

No estoy seguro de si no entiendo muy bien el concepto de distro, o que no me doy cuenta de que sería imposible hacerlas por el propio diseño de Windows, pero aquí va mi idea.

Microsoft tendría dos productos principales en la categoría de sistema operativo:
-Una versión completa y "stock" del sistema operativo Windows, tal y como lo conocemos ahora, con sus distintas versiones (Windows 10, Windows 8.1, etcétera).

-Una versión muy sencilla (el núcleo del sistema operativo, por así decirlo), a partir de la cual se monte la distro en cuestión: personalizar la interfaz, servicios y programas preinstalados al gusto del desarrollador. El sistema de licencias debería estar integrado en el núcleo del sistema operativo para que éstas funcionaran igual que ahora: tu tienes una licencia para Windows 8.1 y te funciona en la versión que pone a disposición Microsoft (que sería el núcleo más la interfaz y los programas de Microsoft) y en cada una de las distros. No necesitas tener una licencia para cada distro, pero sí una para cada versión de Windows (como ocurre ahora, básicamente). Así podrías tener la licencia de Windows 8.1 y utilizar una distro.

Las distros funcionarían como funcionan en Linux: algunas tienen su propia interfaz y otras utilizarían la aportada por Microsoft. Habría algunas de uso general pero más optimizadas para navegar por Internet, otras optimizadas para trabajar con audio, otras para vídeo, etcétera.

De esta forma, podría pagar una licencia de Windows y tener una distro personalizada para trabajar con audio: sin conexión a Internet, sin nube, sin aplicaciones fuera del uso de audio, sin servicios que no sirvan. Microsoft ganaría el mismo dinero y yo saldría mucho más contento ya que estoy usando mi FL Studio y mi Reaper en una distro de Windows que funciona perfectamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario