24 abr. 2014

Móviles chinos

Normalmente, si a alguien le dices "móvil chino" pensará en una imitación (yo particularmente pienso en una imitación de un S3) de baja calidad, tacto plástico, 50€, etc. Desde el principio, las empresas chinas se han forjado la imagen de que venden productos de muy baja calidad a precios ínfimos. Pero esto está cambiando.
Cuando las empresas chinas empezaron a importar a occidente, traían productos baratos, en su mayoría de mala calidad y con un test de calidad inexistente, lo cual daba lugar a unos productos pésimos, que nadie quería y que dieron su imagen a estas empresas. Pero ahora las empresas de productos chinos, en concreto las de electrónica (y en más concreto aún, las empresas de móviles) están sacando al mercado unos productos decentes, con sus tests de calidad correspondientes y mayor resistencia.
Centrándonos en el mercado de móviles, concretamente móviles con Android (SO libre, cualquiera puede utilizarlo. Tengo otra entrada hablando sobre ésta obra maestra) o smartphones, las empresas chinas están proliferando y, aunque algunas todavía centran su producción en china, las que se están haciendo más famosas están empezando a exportar a otros países, entre ellos España.
El problema reside en que los móviles chinos no son tan "accesibles" para todo el mundo, pero por razones de desconocimiento. Estos móviles sólo se venden online en tiendas especializadas, y no todo el mundo sabe de la existencia de éstas (de hecho, muy poca gente, aunque se trate de googlear un poquillo), así que su rango de ventas se ve reducido.
De todas formas, se está consiguiendo fomentar la compra de móviles a estos fabricantes "principiantes", con lo que su difusión se extiende y se fomenta la compra aún más. Aunque todavía la relación de compras entre marcas conocidas y marcas chinas es muy injusta (a favor de las conocidas, por supuesto), se está aumentando la venta de estos "móviles chinos", así que aunque muchos sigan siendo fieles a sus marcas (Samsung, Sony, etc), el mercado puede cambiar y a lo mejor bajan sus precios (muy injustos, por cierto. Un móvil que aquí te cuesta 400€, el equivalente chino puede costar incluso menos de la mitad.), lo que supondría una ventaja para todos. Me gustaría saber lo que pasará en este futuro tan incierto, pero ya lo iremos viendo.